divorcio por infidelidad

Divorcio por indifelidad ¿cómo influye?

¿ Existen consecuencias jurídicas en el divorcio si mi pareja me es infiel?  Contacta  con Madison Abogadas y te asesorará.

divorcio por infidelidad

La infidelidad hoy en día es uno de los motivos por los que la gente suele decidir divorciarse. Sin embargo hay que tener claro que ser infiel no es un requerimiento para que una mujer o un hombre solicite el divorcio. Es decir, que de conformidad con la ley,  se permite instar el divorcio de forma unilateral y por decisión propia, sea cual sea el motivo por el que se haga.

Todavía hoy, los profesionales de esta materia podemos comprobar como la gente erróneamente cree que el hecho de haber una infidelidad, es un motivo para agilizar el proceso o evitar compensaciones económicas, pero nada mas lejos de realidad, las infidelidades conyugales no son indemnizables en términos económicos en nuestros juzgados. Es decir  que para la persona que es infiel, no existen consecuencias jurídicas ni penalizaciones previstas en la ley, con independencia de que su actitud puede ser reprochable moralmente.

Esta falsa creencia, tiene su razón de ser , en que  hasta 1978 el adulterio desde el punto de vista penal estaba sancionado, si bien dejó de ser así con la aprobación de Nuestra Constitución Española. No obstante, reiteramos  que en lo que a efectos civiles se refiere no tiene consecuencias directas en el proceso de divorcio, siendo más o menos largo en función de si se tramita de mutuo acuerdo o de forma contenciosa, no teniendo ninguna consecuencia para el cónyuge infiel.

El divorcio  por infidelidad es igual que cualquier otro divorcio. Si tienes dudas llama a Madison Abogadas.

¿Se puede solicitar Pensión Compensatoria si la pareja me ha sido infiel?

La causa del divorcio, ya sea por infidelidad o cualquier otro,  no afecta a la pensión compensatoria, que únicamente se podrá percibir si se dan las circunstancias que la ley permite para su concesión, y que nada tienen que ver con la infidelidad.

Es decir, que no sirve para nada alegar en un juzgado que el marido o la mujer le ha sido infiel, de hecho, si se intenta tomar esa línea, puede ser contraproducente. Lo cierto es que la justicia lo que intenta es que los hijos del matrimonio estén protegidos ante la ruptura, que las pensiones cubran sus necesidades  que el reparto de bienes sea lo más equitativo posible.

¿Cómo repercute una infidelidad en la custodia y la pensión de alimentos?

La pensión de alimentos no se establece nunca en función de la causa del divorcio de los padres. La cuantía de la misma,  tanto si la separación es por infidelidad como si responde a otra causa, dependerá de la capacidad económicas de los progenitores, el número de hijos, sus edades y las circunstancias especiales que rodean a cada hogar conyugal,a si como a las necesidades de los mismo.

En cuanto al establecimiento del régimen de custodia, en caso en que se haya producido una infidelidad por uno de los cónyuges, no tendría por que influir negativamente, si bien seria conveniente matizar que las conductas de los padres ( hay que estar al caso concreto) podría llegar a repercutir a la hora establecer un régimen determinado. Hablamos de casos en los que uno de los cónyuges desatendiera a los niños y mostrara una actitud o conducta inapropiada, y ello podría llevar al Juez a establecer una custodia individual a favor del otro cónyuge.

No obstante, si hay discrepancias  en cuanto al establecimiento de un régimen de custodia compartida o individual, se lleva a cabo  un informe psicosocial por parte de los Juzgados, el cual suele ser determinante para el Juez.

Jessica Serrano Domingo

Sobre Jessica Serrano Domingo

Licenciada en Derecho por la Universidad de Zaragoza, continuando su Formación Jurídica con la realización de un Máster de Practica Jurídica impartido por el Real e Ilustre Colegio de Abogados de Zaragoza. Su trayectoria profesional se ha centrado en el ejercicio profesional de la abogacía colaborando no solo con diversos abogados de la ciudad, sino también con administradoras de fincas y diversas empresas privadas, que le han permitido especializarse en materias de derecho civil y derecho penal.