abogados accidentes de tráfico zaragoza

¿Te has visto involucrado en un accidente de tráfico? ¿Has sufrido lesiones pero no sabes cómo actuar? En Madison Abogadas contamos con abogados especializados en accidentes de tráfico así que no dudes en consultarnos y te asesoraremos sobre los pasos que necesitas realizar.

Asesoría jurídica en accidentes de tráfico

Realizamos un servicio jurídico completo a la persona que ha sufrido el accidente de tráfico haciendo valer sus derechos, mostrándole los pasos que tiene que dar y reclamando la indemnización correspondiente por los daños sufridos en el accidente. Estudiamos su caso al detalle, y realizamos todos los trámites para que no se vea envuelto en papeleos innecesarios, poniéndonos en contacto con la compañía aseguradora para reclamar la indemnización.

abogado accidentes de trafico

Abogados especializados en accidentes de tráfico

Cobra la indemnización que te corresponde

En muchos de los casos la póliza de seguro de vehículo cubre los gastos del abogado, es decir, será la propia compañía aseguradora la que se hará cargo de todos los gastos generados por la intervención del abogado. Así, realizaremos las gestiones necesarias para que la aseguradora le reintegre nuestros honorarios.

Aunque es importante saber que, si tu póliza cubre los gastos de un abogado, no tienen por qué imponerte un profesional concreto, puedes contratar los servicios de tu abogado de confianza.

En caso de que tu póliza no cubra los gastos ocasionados, estudiamos la viabilidad del caso para ofrecerte la mayor garantía y facilidad de pago para que puedas cobrar la indemnización por el accidente de tráfico.

La experiencia de nuestros abogados especialistas te aconsejan  que no es recomendable que se ponga en manos de las aseguradoras, ni tan si quiera de la suya, puesto que las compañías suelen tener convenios entre ellas y la oferta será a la baja. No aceptes ninguna oferta económica hasta que no hayas consultado con un abogado de accidentes, puesto que en la mayoría de los casos esa oferta no recoge todos los conceptos por los que puedes reclamar

La gran mayoría de lesionados en un accidente de tráfico se pregunta sobre la necesidad de contratar a un abogado para reclamar la indemnización que les pueda corresponder, y si bien es posible  acudir sin representación de abogado, no es nada aconsejable.

Los accidentes de circulación pueden derivar en 2 tipos de juicios:

  • VIA PENAL: En caso de que  concurra alguna circunstancia constitutiva de delito, aspectos de alcoholemia, velocidad muy elevada, omisión del deber de socorro u otros, el procedimiento a tramitar es por diligencias previas de procedimiento abreviado o diligencias urgentes de juicio rápido, ante el Juzgado de Instrucción que corresponda, donde la parte perjudicada podrá, con o sin abogado (en función del tipo de procedimiento), hacer valer su condición de perjudicado y ejercitar la reclamación civil por los daños personales y/o materiales sufridos.
  • VIA CIVIL: En caso de que no exista  imprudencia grave o las lesiones no revisten gravedad y  no cumplen los requisitos del párrafo anterior, sólo podrá acudirse a la vía civil para reclamar por las mismas. En esta vía, será preceptiva la intervención de abogado si la indemnización reclamada supera los 2.000 €.  Si bien, desde Madison Abogadas aconsejamos llevar abogado siempre, no conviene aceptar ninguna oferta si no ha consultado previamente con un abogado de confianza, que le asesore y le diga cuál es la indemnización que le corresponde.

Desde que tiene lugar el accidente de tráfico dispones de un plazo de siete días para comunicar al seguro lo sucedido. Además hay que entregarle una copia firmada del parte de accidentes para que comiencen el peritaje, la reparación e indemnización.

Con en el nuevo Baremo que entró en vigor en 2016, los perjudicados en un accidente de tráfico no podrán emprender acciones judiciales contra la aseguradora responsable si previamente no remiten a la compañía de seguros un escrito fehaciente en el cual manifiesten su voluntad de reclamar una indemnización por sus lesiones. Es decir, que con independencia de que se tenga o no el alta médica, hay que  presentar la reclamación cuanto antes. La aseguradora, tras la recepción de este escrito,  dispone de hasta tres meses para hacernos la oferta motivada, e incluso tiene la potestad de prorrogar este plazo si el perjudicado sigue en tratamiento médico.

  • 7 días para reclamar a la compañía de Seguros.
  • 1 año para interponer demanda por daños y perjuicios. Según los Tribunales dicho plazo no empieza a contarse hasta que “el interesado no ha tenido exacto conocimiento del alcance de sus lesiones y posibilidad de ejercitar la acción”
  • 6 meses para presentar denuncia ante la Policía o los Juzgados de Instrucción del partido Judicial donde haya ocurrido el siniestro

Una vez hayas comunicado el accidente de tráfico a tu compañía de seguros, será esta la que se encargue de los trámites. Incluso te ofrecerá asesoría jurídica si la póliza lo incluye, para que puedas reclamar la indemnización a la compañía contraria.

En primer lugar, será necesario elaborar una reclamación, ya que no podrás comenzar un procedimiento judicial contra la compañía aseguradora en caso de no llegar a un acuerdo.

En segundo lugar, la compañía aseguradora tiene la obligación de darte una oferta en el plazo de 3 meses una vez que recibe la reclamación por nuestra parte.

En  tercer lugar, si  recibida la oferta motivada de la aseguradora, o transcurridos tres meses desde la reclamación inicial sin noticias de la misma, podemos acudir a un perito médico privado,  y enviar nuestra propia reclamación, disponiendo la aseguradora en este caso el plazo de un mes para responder a esta reclamación, mejorando su oferta inicial o no.

Por último, en el caso de no mejorar tu oferta y no estar de acuerdo, será el juez quien, mediante sentencia y tras la celebración del juicio y con todas las pruebas que aportemos, decida el importe a indemnizar.

LLÁMANOS. Realizaremos todos los trámites necesarios para que recibas la Máxima Indemnización, tanto en vía de negociación extrajudicial, como Judicial si fuera necesario.