Consejos ante un divorcio

En el cuarenta aniversario de la Ley del divorcio de  1981, que  reguló el divorcio en España por primera vez, Madison Abogadas, queremos ofrecerte unos consejos para afrontar de la mejor manera posible un divorcio o separación, y minimizar lo máximo posible los efectos negativos, sobre todo cuando existen hijos menores.

Queremos recordar que con la Ley 15/2005 de 8 de julio, se suprimieron  las causas legales de separación y divorcio en España. Hasta esa fecha el acceso a la separación y divorcio era causal, es decir debían darse alguna de las causas previstas en el artículo 82 del Código Civil: el abandono injustificado del hogar, la infidelidad conyugal, la conducta injuriosa o vejatoria o cualquier otra violación grave o reiterada de los deberes conyugales, la condena a pena de privación de libertad superior a seis años, el alcoholismo, la toxicomanía o las perturbaciones mentales, siempre que afectasen al interés de la familia.

Aunque cada ruptura es diferente, aquí os dejamos unas reglas o consejos  que pueden resultar útiles ante un divorcio o separación: 

1.-  Los capítulos matrimoniales.

Una vez que llegue el momento de la separación o divorcio, el problema económico se puede minimizar mucho y evitar mucha conflictividad si  existen capítulos de separación de bienes.

2.Dedicación a los hijos, manteniéndoles al margen de la ruptura.

La prioridad debe ser el bienestar y beneficio de los hijos menores, priorizando sus intereses y no utilizándoles como arma arrojadiza o moneda de cambio durante el divorcio o separación. 

No podemos olvidar que ante todo ambos continúan siendo los padres de esos menores por los que hay que velar y cuidar sus intereses. Y es por ello, que quienes mejor van a poder tomar decisiones sobre los aspectos de los hijos son sus progenitores, así que lo mejor será los acuerdos entre éstos sobre las medidas de los menores.

3. Intentar evitar los enfrentamientos.

Hay que intentar que nuestros sentimientos interfieran lo menos posible en la toma de decisiones, alejando la idea de culpa,  y procurar alcanzar un divorcio o separación de mutuo acuerdo.

Un divorcio es una de las experiencias más traumáticas que puede vivir una persona, y supone un desgaste emocional muy grande, pero debe tratarse de mantener la calma para poder afrontar la situación en las mejores condiciones y no tomar decisiones que puedan ser a la larga perjudiciales. 

4.- Buscar un abogado especializado en la materia.

Si recurre a un abogado especializado en divorcios se ahorrará sufrimiento emocional, tiempo, y dinero. 

Lo más importante desde el principio es confiar en un abogado especializado que te aconsejará a tomar decisiones y mediará para evitar discusiones, y así lograr lo más beneficioso para ti y tu familia.

Durante el tiempo que dure el procedimiento de divorcio consulte  siempre con su abogado, y evite tomar decisiones sin haberlo hecho.

5.- No alargues los trámites innecesariamente.

Cuanto más se alargue una situación complicada, más perjudicial será; por ello lo aconsejable será agilizar los trámites para concluir con esta etapa delicada lo antes posible pero ello sin tomar decisiones que luego nos vayan a perjudicar o puedan  tener difícil solución en un futuro.

6.- No realices comparaciones.

No olvides que cada divorcio o separación será diferente y no es bueno realizar comparaciones porque lo que puede ser bueno para una familia, puede no serlo para otra; por ello siempre debes atender a  que es lo mejor para ti y los tuyos.

7.-  El domicilio familiar.

Salvo que la situación sea muy conflictiva e insostenible, y sobre todo cuando existen hijos menores, debemos permanecer en el domicilio familiar hasta que se alcance un acuerdo o exista resolución judicial.

Si es totalmente inviable continuar en el domicilio familiar, debe procurar otra alternativa que sea acorde para proporcionar un nuevo hogar a sus hijos.

8.-Los aspectos económicos.

Después de los hijos el tema económico suele ser un foco de conflictos, y las decisiones que se tomen pueden afectar gravemente si no son las correctas. Por ello es importante que las decisiones que se adopten al respecto estén muy bien meditadas y hayan tenido un buen asesoramiento profesional.

9.- Lo mejor es un acuerdo.

Es aconsejable que el divorcio concluya en acuerdo, y que el mismo haya sido lo más «civilizado» posible para no tener que arrepentirse al día siguiente.

Siempre será más beneficioso lo que hayan acordado que lo que les imponga un Juez, porque por desgracia en un divorcio no gana nadie y además uno no se divorcia y finaliza todo sino que es el comienzo de una nueva etapa.

10.-  Preparación para juicio.

Si no es viable un acuerdo, deberemos estar preparados para acreditar la situación concreta en un procedimiento y poder probar la realidad, puesto que el Juez tomará las decisiones en base a las pruebas que se presenten.

Por ello es importante recabar toda la documentación que nos sea posible, e incluso utilizar cualquier otro medio siempre dentro de la legalidad, como las grabaciones, testigos, etc.

En Madison Abogadas te acompañaremos durante el proceso de divorcio o separación, asesorándote y defendiendo tus intereses y procurando tu bienestar y el de los tuyos.

Rosa María Cebolla Casillas

Sobre Rosa María Cebolla Casillas

Licenciada en Derecho por la Universidad de Zaragoza, continuando su Formación Jurídica con la realización de un Máster de Práctica Jurídica impartido por la Universidad de Zaragoza. Más de 15 años de experiencia profesional en diversos despachos de abogados la han llevado a especializarse y a dedicarse de forma continuada y exclusiva al ejercicio de la profesión en la especialidad de Derecho de Familia, así como en Herencias y Donaciones.